منتدى يضم مواضيع ثقافية واسلامية والعاب وعناوين المواقع المشهورة

Proverbe ne peut mentir. – C'est dans le besoin qu'on reconnaît ses vrais amis. – À bon appétit n'est point besoin de moutarde. – À bon chat, bon rat. – Contentement passe richesse. À bon entendeur, salut ! – Abondance de biens ne nuit pas. – À force d'aller mal, tout va bien. – À bonne lessive, saletés dans le caniveau, couleurs avec. – Vieille amitié ne craint pas la rouille. – À chaque oiseau son nid semble beau. – À chacun sa chacune. – À cœur vaillant rien d'impossible – L'espoir fait vivre. – Qui fait le malin tombe dans le ravin. Argent fait beaucoup mais amour fait tout. – À vingt ans ce qu'on veut, à trente ce qu'on peut. – Ce qui arrive à quelqu'un peut arriver à chacun. – La vérité sort de la bouche des enfants. – Qui sème le vent récolte la tempête. Il ne faut pas déshabiller Pierre pour habiller Paul. – Faute avouée est à moitié pardonnée. – Il n'y a que la vérité qui blesse. – Quand on n'a pas ce qu'on aime, il faut aimer ce qu'on a. – Bien mal acquis ne profite jamais

    Si el Profeta de Allah engañó a la humanidad, ¿se engañó a sí mismo durante toda su vida?

    Partagez

    Admin
    Admin

    عدد المساهمات : 346
    السٌّمعَة : 3
    تاريخ التسجيل : 14/09/2009

    Si el Profeta de Allah engañó a la humanidad, ¿se engañó a sí mismo durante toda su vida?

    Message  Admin le Mer Juil 21, 2010 3:25 pm

    Si el Profeta de Allah engañó a la humanidad, ¿se engañó a sí mismo durante toda su vida?



    En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo.

    Si
    el Noble Corán no fue revelado por Allah, sino que fue escrito por el
    Profeta Muhammad, ¿se engañaría de esa manera a sí mismo? ¿Arriesgaría
    así su vida?


    Narraré algunos eventos, y tú juzgaras por ti mismo.

    Allah dijo: “¡Mensajero!
    Haz llegar lo que te ha descendido de tu Señor. Y si no lo haces del
    todo, entonces no habrás transmitido Su mensaje. Allah te protegerá de
    los hombres. Es cierto que Allah no guía a la gente infiel.”

    Sura Al Maidah (de la Mesa Servida): 67. Éste es un ejemplo del Noble
    Corán. Fue enviado por Allah Todopoderoso a Muhammad (la paz y las
    bendiciones de Allah sean con él).


    Acerca
    de las circunstancias en que fue revelada dicha Aleya (verso), nuestra
    madre Aisha (Allah esté complacido con ella), dijo:


    “El
    Profeta estaba despierto una noche, y yo estaba a su lado; le dije:
    ¡Oh! Mensajero de Allah, ¿qué sucede? Él dijo: ‘¡Desearía saber quién
    de mis compañeros vendrá para cuidarme esta noche!’ De
    repente escuchamos un sonido de armas…El Profeta de Allah (la paz y las
    bendiciones de Allah sean con él), dijo: ‘¿Quién es?’ Contestaron:
    ‘Somos Sad y Hothifa, hemos venido a protegerte.’ Entonces el Profeta
    durmió profundamente hasta que descendió esta Aleya…Luego, el Mensajero
    de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) salió de su casa, y se
    dirigió a sus compañeros diciendo: ‘¡Oh compañeros, márchense! Allah me
    ha protegido’.”
    Narrado por Al Qurtubi.

    Una
    estudiosa belga ha estudiado la biografía del Profeta Muhammad (la paz
    y las bendiciones de Allah sean con él), hasta que ha llegado a este
    punto, en el que se detuvo y dijo: “Si este hombre engañó a la
    humanidad y realizó fraude contra sí mismo… si no tuvo la certeza de
    que Allah lo protegía, ¿Cómo pudo haber hecho eso? (hacer retirar a los
    guardias). Este ejemplo realmente indica la confianza en El Creador.”
    Adicionalmente la estudiosa agrega: “Por consiguiente mi opinión es la
    entera certeza de que no hay otro dios más que Allah, y que Muhammad es
    el Mensajero de Allah.”


    La
    biografía del Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él)
    contiene muchos signos y milagros que confirman que lo que llegó a él
    fue enviado por Allah Todopoderoso.


    ¿Qué harás ahora?

    Leerás la biografía del Mensajero de Allah, que fue escrita hace más de 1400 años, escucharás sus Hadices y seguirás sus actos.

    Compara las ideas que él invoca con las ideas lógicas que una mente pueda aceptar.

    Luego compara sus palabras con sus acciones, ¿sus actos y sus palabras son congruentes?

    Si sus acciones fueron concordantes con sus palabras, ¿qué otra cosa sino creerle?

      La date/heure actuelle est Jeu Déc 08, 2016 3:03 pm